martes, 10 de marzo de 2009

Nota Luctuosa

Estimados Colegas:

Con gran dolor, lamentamos comunicarles el fallecimiento del Dr. Edgar Fernando Nieto Sánchez en el día de ayer, 9 de marzo de 2009, pérdida irreparable para la profesión contable de las Américas.

El Dr. Edgar Nieto, quien fuera el presidente de la Comisión Técnica Interamericana del Sector Gubernamental de la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC), mantuvo una activa y fructífera carrera que le permitió alcanzar importantes logros y reconocimientos dentro del ámbito profesional nacional e internacional, dejando valioso testimonio de vida y consagración al trabajo, y ganando con ello también el respeto y admiración de todos quienes le conocieron.

Edgar Nieto fue el 1er Contador General de la Nación de Colombia. Fue Contador General del Banco de la República.

Fue un maestro y orador cautivador. Fue Decano de la Facultad de Contaduría de la Universidad Central.

Edgar Nieto fue un digno representante de la AIC en toda la geografía interamericana como expositor en varios Seminarios Regionales de Contabilidad y como coordinador del Programa de transparencia en las Cuentas Públicas realizado en Argentina, Brasil, Chile, Perú y Uruguay en el marco del Gobierno Suscrito entre el BID y la AIC. Un verdadero éxito para beneplácito de su entrañable amigo Jim Wesberry Jr., quien le admiraba emocionado.

Trabajó arduamente en dos proyectos inconclusos:

• El Proyecto de Normas para Pymes de la AIC.
• El Proyecto de Transparencia (Fase II) de instauración y supervisión de NIIF en el sector público.

Edgar Nieto Sánchez fue coautor de la monumental obra “La Contabilidad en Iberoamérica”, bajo los auspicios de la Universidad Autónoma de Madrid y coordinada por su amigo Jorge Tua Pereda. Su trabajo se tituló “Situación y Evolución de la Profesión Contable en Colombia – Elementos para el Análisis de su Historia”.

Allí concluye con una sentencia sobre la universidad y la investigación: “… la atención académica empieza a ocuparse del problema de la investigación; es la única condición del avance de la disciplina contable, de la autonomía frente a ella y de la lucha entera por nuevas condiciones para el ejercicio profesional”.


Edgar Nieto fue un enamorado de la profesión contable. Enseñaba con un semblante risueño pero comprometido y firme. Le recuerdo bien mostrando la cartilla para niños que editara cuando era Contador de la Nación de Colombia.

Cuanta devoción por la profesión!
Cuanta fe puesta en una causa!

Con la partida de Edgar Nieto la profesión contable resta una de sus columnas ejemplares y al mismo tiempo esa misma profesión se nutre de sus aportes, su memoria y su trascendencia hacia la eternidad.

En Edgar se cumple esa trasmisión de paz que es privilegio sólo de algunos y que bien postulara la Madre Teresa: “No permitas jamás que alguien venga a ti y se aleje sin ser mejor y más feliz”.

Nos unimos al sentir de todos sus familiares, colegas y amigos, orando al Señor Jesucristo que la paz y el consuelo les sostenga y fortalezca.

Descanse en paz su alma, querido hermano Edgar Nieto.


Dirección Ejecutiva AIC

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada